Grupo de noche: una novela donde la ficción se vuelve realidad

Daisy Campuzano

Grupo de noche: una novela donde la ficción se vuelve realidad

No es sorprendente decir que los medios de comunicación están controlados por personas con mucho poder y dinero. Por eso mismo, es casi imposible que los medios de comunicación digan la verdad sobre la corrupción, el racismo, el sexismo, la gentrificación y todas las injusticias que están pasando en el país. Como en muchos otros países, España ha experimentado este problema de el diminuto espacio que divide la ficción y la verdad. El libro Grupo de noche de Juan Madrid es un claro ejemplo de cómo los medios de comunicación no son realmente honestos al publicar sus comunicados. Es por eso que Juan Madrid, después de trabajar once años como periodista decidió cambiar su profesión para escribir novelas. Así como el crítico literario Agustín Cuadrado explica, “más allá del puro entretenimiento, la novela, en última instancia, viene a suplir una carencia informativa que en opinión [de Juan Madrid] debería haber sido desarrollada por el periodismo de investigación durante las décadas de los setenta y ochenta” (Cuadrado 160). Por medio de las novelas y la ficción, Juan Madrid cuenta la verdad sobre las injusticias que pasan en su pueblo y en su país, convirtiéndose así la ficción en verdad. Por estas razones, este ensayo va argumentar que en casos políticos y controversiales donde se demanda la injusticia y la corrupción, es más preciso leer una novela que un periódico o cualquier tipo de prensa porque están controlados por personas involucradas en la corrupción e injusticia. Así que en este caso, la ficción es utilizada para exponer y declarar la verdad.

            Varios críticos literarios han catalogado a Grupo de noche como una novela negra. De acuerdo a Cuadrado:

la novela negra se mueve en una escala de grises donde la investigación del delito a menudo pasa a ocupar un lugar secundario. El verdadero crimen, la injusticia social, queda abstraído en las rutinas de la gente y en los espacios donde estas se desarrollan, llegando, con el tiempo, a formar parte de la propia sociedad. (160)

En su libro Grupo de noche, Juan Madrid relata la investigación de un caso criminal que no ha sido resuelto, pero esto pasa a segundo lugar cuando Juan Madrid enfatiza y expone las injusticias, la corrupción, y la gentrificación que pasan en un barrio llamado Lavapiés. El barrio de Lavapiés es conocido como uno de los barrios bajos de Madrid. Anteriormente, Lavapiés fue denominado como un barrio bajo porque está situado en el sur de Madrid pero con el paso del tiempo Lavapiés y otros barrios bajos han sido llamados así no solo por significado topográfico pero también porque ahí habitan personas de muy bajos recursos económicos (Blasco).  

            En Grupo de noche, Juan Madrid utiliza la ficción de su novela para poner al descubierto los crímenes que pasan en Lavapiés. Por ejemplo, Juan Madrid utiliza a diferentes personajes que reconocen las injusticias que están pasando en Lavapiés y al mismo tiempo demandan ser escuchados por el gobierno central. Uno de estos personajes es el mismo protagonista de la novela, Antonio Carpintero, alias Toni. Toni es un ex-policía corrupto, sin memoria, que se dedica a recorrer la ciudad de Madrid para resolver un caso criminal pero en el transcurso de la novela, Toni también expone varios problemas sociales. Mientras se dirige a la plaza de Lavapiés desde el centro de Madrid, Toni describe:

En la plaza de Lavapiés vi una sábana colgada de un balcón, en la que habían escrito con letras negras: ¡Menos delincuencia, más policías!. Distinguí otras manchas blancas en más ventanas y balcones, pero estaban demasiado lejos para leerlas. (Madrid 51)

Aquí claramente, Juan Madrid expone la delincuencia que vive Lavapiés desde el punto de vista del protagonista.

            Más adelante, Juan Madrid utiliza a otro personaje, Reinosa, no solo para exponer el problema de delincuencia pero también para criticarlo. Reinosa es un miembro de la Asociación de Amigos de Lavapiés y uno de los activistas de la novela que se queja y denuncia la delincuencia que está pasando en su pueblo y se reúne con otras personas para exigir justicia al gobierno. En una sección de la novela, Reinosa le explica al protagonista sobre la situación de Lavapiés:

La verdad es que roban a plena luz del día… Roban a todo el mundo: a las amas de casa que van a comprar, a los niños de los colegios, hacen desparrames en las casas. —Y entran a los bares, a los comercios. No hay una sola farmacia que no haya sido asaltada. Es una plaga.— los vecinos no podemos aguantar más, la policía no hace nada. Nos hemos cansado de pedirles más protección, más presencia policial en el barrio, pero no nos hacen ni puto caso. —La violencia no es lo peor , con todo lo mala que es, lo mas           jodido es que quieren acabar con la plaza de Lavapiés. Bueno, con nuestro barrio. (Madrid 110)

Claramente, Juan Madrid vuelve a denunciar la injusticia y la delincuencia de Lavapiés a través de la ficción de su novela. Al mismo tiempo, Juan Madrid reclama y se queja de el efecto de la gentrificación y lo que está causando en el barrio de Lavapiés de una manera bastante objetiva y directa. Esto solo comprueba lo que se había dicho antes, lo que comienza como una novela policiaca donde la investigación de algún delito es el tema principal de la historia, Grupo de noche se convierte en una novela negra donde el autor usa la historia como una plataforma para expresar las injusticias que pasan en la vida real.

            Una cosa curiosa de Juan Madrid, es que a la hora de exponer la realidad de las injusticias en Lavapiés lo hace de una manera muy sutil y delicada, casi secreto. En Grupo de noche, son contadas las veces que Juan Madrid denuncia claramente la inconformidad de el pueblo en contra de las injusticias. Por lo general, casi durante la mayor parte de la novela, Juan Madrid solo creó una que otra oración sobre los problemas sociales. Es interesante como en Grupo de noche, él mismo señala y valora la técnica de sólo dar los suficientes detalles para que el lector se identifique y entienda cual es el verdadero crimen de la novela. Por ejemplo, en alguna sección de Grupo de noche, el protagonista termina de leer una sección de una novela policiaca y después declara: “Me quedé pensativo. —El autor no toma partido, se limita a contar, es el lector el que debe calificar. Me di cuenta que no lo contaba todo, solo lo suficiente para que [el lector] se figurara, a su manera, lo que realmente había ocurrido allí” (Madrid 128). Juan Madrid utiliza esta técnica en su novela. No da muchos detalles y no dedica tantas páginas solo a denunciar las injusticias, pero cuando lo hace solo da los suficientes detalles para que el lector se identifique y entienda que el problema principal de la novela no es el asesinato de alguien, sino las injusticias reales que pasan en Lavapiés.

            De lo anterior, se puede concluir que la ficción de las novelas negras es utilizada por los autores para exponer y declarar la verdad de las injusticias. En el caso de Grupo de Noche, Juan Madrid quien había sido antes periodista, decide escribir una novela negra y usarla como una plataforma para exponer los verdaderos problemas de la sociedad. Una novela negra que usualmente está relacionada con la ficción, es también una crítica al gobierno, a la gentrificación, al sexismo, y a muchas cosas más. Por estas razones, es importante descubrir qué es lo que en realidad nos quiere decir el autor y entender que muchas veces la ficción es solo un elemento para exponer la verdad.

Obras citadas

Blasco, José Antonio. “Madrid Antiguo, la estructura urbana de los llamados (Entonces)   ‘Barrios Bajos’: San Francisco, El Rastro y Lavapiés.” Urban Networks, 1 Jan. 1970,      urban-networks.blogspot.com/2012/09/madrid-antiguo-la-estructura-urbana-de.html.

Cuadrado, Agustín.“Novela negra, niveles de lectura y claves para su interpretación: Espacio,       memoria y desencanto en Grupo de noche, de Juan Madrid.” Capital Inscriptions: Essays       on Hispanic Literature, Film & Urban Space in Honor of Malcolm Alan Compitello. Ed.

            Benjamin Fraser. Newark, DE: Juan de la Cuesta, 2012. 159-72. Print.

Madrid, Juan. Grupo de noche. Zeta Bolsillo, 2009. Print.

 

Véase el mapa de Madrid

Prev Next