Lavapiés II

Samantha Aguilar

Lo que esconde Madrid en sus mapas

En la novela, De Madrid al Cielo de Ismael Grasa, se debate el tema del romanticismo de las grandes ciudades como Madrid. En su novela Grasa va más allá de la fachada de un edificio y se adentra en la vida de los madrileños a través de Zenón, quien es el protagonista de la novela. De Madrid al Cielo es una novela que enfatiza la verdad sobre la vida en la ciudad, dándole al lector una enciclopedia de Madrid en lugar de un mapa geográfico. Zenón es quien nos lleva a conocer las calles de Madrid y quien le da paso a esta visón cultural, histórica y realista de Madrid.

Empezamos por uno de los lugares más importantes de la novela, la casa de Zenón. La casa de Zenón se encuentra localizada en la calle Cabestreros. Zenón, nuestro protagonista, es un hombre pobre que no tiene dinero ni para ser dueño de un piso en un barrio obrero, como lo es el barrio Lavapiés. Grasa además de darnos una imagen de cómo es el edificio donde vive Zenón,  nos da una imagen de cómo es la gente que vive en el mismo edificio que Zenón; “Cuando me cruzo en la escalera con él yo digo «hola» y él sonríe y dice «hola»; cuando me cruzo en la escalera con ella yo digo «hola» y ella entonces murmura algo por debajo can muy mala uva”(Página 15) Este fragmento de la novela expresa como durante esta época las personas dejaban que su criterio dependiera de las clases sociales. La vecina de Zenón no hablaba con él porque como ya se había mencionado anteriormente, Zenón no era un hombre con dinero. La novela muestra las diferentes clases sociales que existen entre los barrios de la ciudad de Madrid, el barrio Lavapiés no llega siquiera a ser un distrito de Madrid. En Lavapiés actualmente hay mucha delincuencia, Según la periodista Álvarez de, -“en Lavapiés se puede conseguir cualquier estupefaciente a plena luz del día” (Álvarez) y por lo que dice el libro esta delincuencia no es nada nuevo, pues mientras Paula vivía ella y Chule tenían un negocio de prostitución en un piso en la calle Cabestreros. En esa misma calle en la actualidad hay narcopisos, muchos de los habitantes culpan a la variedad de cultura cuando en realidad la culpa es de la pobreza. Paula es un claro ejemplo de como la pobreza extrema nos lleva a tomar decisiones drásticas en la vida, decisiones que viviendo en el mismo barrio que Luis Llorente nunca nos plantaríamos. 

Después del barrio Lavapiés caminamos unos 500 metros hasta llegar a la plaza de Tirso de Molina. Donde no nos encontramos con algo positivo, sino que en esta plaza vemos extremos casos de adicciones. Cuando pensamos en una plaza, imaginamos árboles verdes, una fuente de aguas claras y niños corriendo, sin embargo, en la plaza de Tirso de Molina nos encontramos con una realidad distorsionada. En esta plaza en lugar de niños corriendo nos encontramos con heroinómanos tan perdidos en sus vicios que tienen que sostenerse de esos árboles verdes para no caer al suelo. En la actualidad podemos encontrar artículos como el de Secretos de Madriddonde Manu García del Moral dice: - “Este lugar de Madrid (Plaza de Tirso de Molina) es uno de los tantos sitios que no merecen el presente en el que se encuentran sumergidos. Más aún cuando saborearon un pasado tan bonito como el que apreciamos en la fotografía de hoy.” (García del Moral) Al igual que muchas de las personas que buscan mapas en segunda dimensión, García del Moral no reconoce el pasado con el que esta plaza lucha. La pobreza ha dañado tanto los lugares más fotogénicos de Madrid, por ejemplo, los heroinómanos como el hermano de Paula causaron daños permanentes en la memoria de los madrileños. El pasado de la Plaza de Tirso de Molina tiene mucho que ver con que en la actualidad halla un decline en popularidad. Sin embargo, al dejar que muera la Plaza de Tirso de Molina es como si dejáramos morir al hermano de Paula, como ciudadanos del mundo necesitamos apoyar a las personas con problemas, necesitamos buscar una solución a las adicciones que están matando a Madrid.

Nuestra última parada termina unos 300 metros más al sur en la Parroquia de San Millán y San Cayetano, aquí vemos la otra cara de la ciudad, la cara católica. Cuando Grasa habla sobre esta parroquia por primera vez él lo hace fugazmente, habla sobre como debemos quitarle el polvo a la memoria. Cabe mencionar que Grasa además de ser un escritor también es un filósofo, lo que pone en duda si cree o no en la religión católica. En su novela Grasa alude al cielo, siendo este el reflejo de Madrid, pero para los creyentes el cielo es más que un reflejo, es esperanza. Los filósofos se cuestionan el porque de la vida, buscan respuestas lógicas. Volvemos otra vez al ejemplo de Paula, una niña inocente que tiene que prostituirse para proveer dinero para el sustento de su familia, la vida de Paula fue toda una tragedia hasta su muerte. Hablando católicamente Paula no sería bienvenida en el cielo porque ella es una pecadora, no por su decisión sino porque las circunstancias de la vida convirtieron en una pecadora, por el simple echo de buscar dinero de una forma no convencional. Cuando Grasa habla sobre la Parroquia de San Millán y San Cayetano, según la iglesia católica, “San Cayetano, según cuenta la historia, siempre estuvo de parte de los pobres y enfermos.” (Hotel B&B) Cuando Zenón piensa en San Cayetano el está pasando por un momento de crisis económica sin embargo el nunca se inclina a pedir una intervención divinal. Zenón no se detiene a pedirle a los santos que le mande dinero del cielo, sino que el se dispone a irlo a buscar. La parroquia de San Cayetano y San Millán tienen una gran importancia en el libro porque nos sirven para acordarnos que hay veces que el razonamiento nos deja perder la fe, y cuando alguien pierde la fe pierde la esperanza.

Durante toda la novela notamos cambios y acontecimientos que pasan en la casa de Zenón. Cuando ocurre la muerte de Paula la casa de Zenón queda totalmente desordenada y esto es lo que nos lleva al desenlace de la novela, al igual que a la realidad que esta pasando en el Madrid actual. Zenón fue desalojado de su casa por falta de pago. Así como Zenón hay “cerca de medio millón de familias en España están viviendo dramas similares”(El Nuevo Día) Una vez más volvemos al desenamoramiento de las grandes ciudades. La casa de Zenón paso de estar localizada en Calle Cabestreros a estar en medio millón de casa madrileñas, Grasa nos enseña los sentimientos de los pobres que son desalojados de sus casas.

            En su novela de Madrid al cielo Grasa nos da una probadita de cómo nos afecta nuestro alrededor cuando nos desarrollamos como individuos. Zenón lucho contra el capitalismo hasta en el último capítulo del libro, aunque eso se halla significado quedarse sin nada material. Las calles de Madrid son hermosas e históricas, pero como dicen, la historia se escribe por los triunfadores. Después de haber leído De Madrid al Cielo de Ismael Grasa nos damos cuenta de la otra cara de la historia, la que es contada por los perdedores. Zenón no es masque un ejemplo de una forma diferente de ver la vida, de ver una ciudad, de ver a Madrid.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Bibliografía

Grasa, Ismael. De Madrid al Cielo. Barcelona: Editorial Anagrama, S.A., 1994. Print.

Álvarez, Laura L. “Lavapiés, nido de «narcopisos»” La Razón. Mayo 2017. Web.

“Distritos” Madrid. Ayuntamiento de Madrid. 2018. Web

García del Moral, Manu. “Fotos Antiguas: Plaza Tirso de Molina” Secretos de Madrid. Octubre, 2014. Web.

“¿Conoces la historia de las verbenas madrileñas de San Cayetano, San Lorenzo y La Paloma?”. Hotel B&B.https://www.hotel-bb.es/es/blog/conoces-la-historia-de-las-verbenas-madrilenas-de-san-cayetano-san-lorenzo-y-la-paloma .Web.

Elnuevodia. “Aun Cuando Pierden Sus Casa Tienen Que Pagar La Deuda.” El Nuevo Dia, 6 July 2011,  https://www.elnuevodia.com/noticias/mundo/nota/auncuandopierdensuscasatienenquepagarladeuda-1008967/

 

Véase el mapa de Madrid

Prev Next